Una mujer le ha cortado el pene y los testículos a su marido tras sorprenderlo en su cama abusando de su hija menor de edad en Vietnam. Mientras que la madre se entregó a la policía, el padrastro de la pequeña se encuentra recuperándose del doloroso traumatismo. 

La mujer ya llevaba tiempo sospechando de su marido. De hecho, fue la propia víctima la que le relató que su padrastro llevaba abusando sexualmente de ella desde 2020. Fue por eso que la mujer quiso tenderle una trampa para confirmar su presagio e instaló una cámara oculta en la habitación.

A modo de venganza

Cuando la vietnamita confirmó el suceso, decidió tomarse la justicia por su mano para vengarse terriblemente de su marido: le cortó el pene y los dos testículos mientras dormía y luego los tiró a la basura. Al parecer, es relativamente frecuente que las mujeres corten los miembros de sus maridos como actos de venganza en Vietnam por abusos o infidelidades.

Acto seguido, la mujer se entregó a la policía, consciente del crimen que había cometido. Mientras que el padre se enfrentará a cargos por abusos a una menor de edad, y encima hija de su pareja sentimental, la madre también será procesada por el ataque al hombre. 

Entre la vida y la muerte

Este estuvo entre la vida y la muerte al perder sus órganos reproductores. Rápidamente acudió al hospital para que los médicos le salvasen la vida, aunque no pudieron hacer lo mismo con sus partes bajas: trataron de reimplantarle el pene sin éxito.

El hombre fue sometido a varias intervenciones para evitar que la zona amputada se infectase. Aunque no fue posible colocarle de nuevo el miembro, el hombre se encuentra estable y recuperándose del doloroso traumatismo.

Noticia de Crónica Global

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.