Sanidad confirma el peligro de este famoso protector de estómago y lo retira para siempre

647695407 221606774 1706x960

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad, confirma la suspensión definitiva de comercialización de los medicamentos que contienen ranitidina, un popular protector estomacal, por la detección de N-Nitrosodimetilamina (NDMA), un probable carcinógeno, en algunos de ellos. 18 marcas de medicamentos se vieron afectados por la retirada dictada en octubre de 2019.

La ranitidina es un principio activo que se utiliza para reducir la producción de ácido en el estómago en situaciones como la úlcera gástrica o el reflujo gastroesofágico. Como se ha informado previamente, la NDMA está clasificada como un probable carcinógeno en humanos en base a estudios en animales. Está presente en algunos alimentos y en algunas fuentes de agua, pero no es esperable que cause ningún daño cuando se ingiere en cantidades muy pequeñas.

Sanidad advertía en aquél momento que en ningún caso estaba justificado que los pacientes interrumpieran los tratamientos con ranitidina sin consultar con su médico, ya que «el riesgo de dejar de tomar el medicamento es considerablemente mayor que el riesgo de seguirlo tomando hasta la siguiente consulta». Sin embargo, «el potencial riesgo derivado del efecto acumulativo de la citada impureza» hacía necesaria la adopción de medidas de precaución para evitar su presencia en medicamentos.

«No obstante, mientras continuaba esta revisión de todos los medicamentos con ranitidina, dentro del criterio de precaución, se consideró que los medicamentos con ranitidina intravenosa podían permanecer en el mercado al ser esenciales en algunas indicaciones terapéuticas, por lo que no se procedió a su retirada del mercado», explica la AEMPS en su comunicado.

Los medicamentos que contienen ranitidina intravenosa, al ser el único antagonista de los receptores H2 de la histamina (antiH2) endovenoso disponible en España, se consideraron» esenciales en algunas indicaciones terapéuticas, tales como la prevención de hipersensibilidad y reacciones relacionadas con la infusión con taxanos (paclitaxel o docetaxel), cabazitaxel y patisiran«, explica la Agencia. Por ello, fueron objeto del aplazamiento de la suspensión en España.

«El periodo de aplazamiento de la Decisión de la Comisión expiró con fecha de 25 de noviembre de 2021, y al no haber cumplido ningún titular de autorización de comercialización con las condiciones para evitar su suspensión, la AEMPS ha procedido a la suspensión de todos los registros nacionales que incluyen ranitidina en su composición para su administración parenteral», advierten.

Dado que la premedicación endovenosa con antiH2 es imprescindible para reducir el riesgo de las mencionadas reacciones infusionales, la AEMPS está gestionando la importación del medicamento extranjero famotidina (2 ml) 10 mg/ml miligramo(s)/mililitro 5 unidades Suspensión inyectable. «Este medicamento está disponible para estas indicaciones a través de la aplicación de Medicamentos en Situaciones Especiales (MSE)».

Para el resto de casos, hay disponibles en el mercado nacional medicamentos con otros principios activos, como los inhibidores de la bomba de protones (omeprazol, pantoprazol, lansoprazol, esomeprazol) u otros antiH2 vía oral.

«Por otra parte, se advierte de que las fórmulas magistrales tienen el mismo riesgo de presencia de NDMA que las presentaciones comerciales, actualmente suspendidas. Por lo tanto, como medida de precaución, la AEMPS informa de que no se deben elaborar fórmulas magistrales que contengan ranitidina«, concluyen.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are makes.