Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Esto es hacer scalping + 2 estrategias

El scalping es un estilo de negociación que se especializa en sacar rendimiento de los pequeños cambios de precios y en obtener un beneficio rápido en la reventa. En el trading diario, el scalping es un término que designa una estrategia para dar prioridad a la obtención de grandes volúmenes a partir de pequeñas cantidades de beneficios.

Para hacer scalping se requiere tener una estrategia de salida de las operaciones muy rígida, soportar una gran bajada de precio (si estás en posición de compra), podría acabar con muchas de las pequeñas cantidades de beneficios obtenidas y entraríamos en pérdidas. Para hacer scalping se requiere un buen bróker con acceso a futuros y ser capaces de gestionar muchas operaciones seguidas sin salirnos de la estrategia marcada.

Si quieres saber con más detalle qué es hacer scalping y los diferentes tipos de scalping que existen, sigue leyendo, además te daremos algunos consejos.

¿Qué es y cómo funciona el scalping?

El scalping se basa en la previsión de que la mayoría de las criptomonedas completarán la primera etapa de un movimiento, ya sea al alza o a la baja, según estemos operando. Pero no se sabe adónde irán a partir de ahí. Después de esa etapa inicial, algunas criptos dejan de avanzar, mientras que otras siguen avanzando.

Un trader que haga scalping pretende obtener el mayor número posible de pequeños beneficios en sus entradas. Esto es lo contrario de la mentalidad de «dejar correr los beneficios», el objetivo es cerrar en cuanto se alcance el mínimo de beneficios posibles que soporte las comisiones que nos quitará el bróker.

El scalper siempre intenrará optimizar los resultados positivos de las operaciones aumentando el tamaño de las operaciones ganadoras. Esta estrategia consigue resultados aumentando el número de ganadores y sacrificando el tamaño de las ganancias.

Las principales condiciones del scalping

Una menor exposición reduce el riesgo: Una corta exposición al mercado disminuye la probabilidad de encontrarse con un suceso adverso inesperado o que no hayamos podido prever en nuestro análisis de entrada.

Los movimientos más pequeños son más sencillos de obtener: Se necesita un mayor desequilibrio de la oferta y la demanda (del mercad) para provocar mayores variaciones de precios. Por ejemplo, es más fácil que una acción haga un movimiento de 0,01 dólares que un movimiento de 1 dólar.

Los movimientos pequeños son más habituales que los grandes: Incluso durante los mercados más tranquilos, hay muchos movimientos pequeños que un scalper puede aprovechar.

El scalping puede ser adoptado como un estilo de trading principal o complementario.

Los diferenciales en la estrategia de scalping frente a la de negociación normal

Cuando los scalpers operan, quieren beneficiarse de los cambios en el diferencial de compra y venta de un valor. Esta es la diferencia entre el precio al que un corredor comprará un valor a un scalper (el precio de compra) y el precio al que el corredor lo venderá (el precio de venta) al scalper. Por lo tanto, el scalper busca un spread más estrecho.

Pero en condiciones normales, la operativa es bastante sistemática y puede permitir conseguir beneficios continuos. Esto se debe a que el diferencial entre la oferta y la demanda también es continuo (la oferta y la demanda de valores están equilibradas).

El scalping como estilo principal de trading

Un scalper hará un número de operaciones elevado diariamente. Un trader que hace scalping utilizará sobre todo gráficos de un minuto, ya que el marco temporal es pequeño y necesita ver los movimientos en tiempo real de la acción o moneda con la que quiera hacer scalping. Los sistemas de apoyo, como el Direct Access Trading (DAT) y las cotizaciones de nivel 2, son esenciales para este tipo de operaciones. La ejecución automática e instantánea de las órdenes es crucial para un scalper.

Estrategias de scalping

El primer tipo de scalping se llama » market-making «, y consiste en que el scalper trata de aprovecharse del spread publicando simultáneamente una oferta y una demanda para una acción específica. Es evidente que esta estrategia sólo puede tener resultados satisfactorios en valores principalmente inmóviles que se negocian en grandes volúmenes sin que se produzcan cambios reales en los precios.

Este tipo de scalping es muy difícil de llevar a cabo con éxito porque el operador debe competir con los agentes del mercado por las acciones tanto en las ofertas como en las demandas. Además, el beneficio es tan pequeño que cualquier movimiento de las acciones en contra de la posición del operador garantiza una pérdida que supera su objetivo de beneficio original.

Los dos otros estilos se basan en un planteamiento más clásico y requieren una acción en circulación, en la que los precios cambian a gran velocidad. Estos dos estilos también exigen una estrategia y un método sólidos para detectar el movimiento.

El segundo tipo de scalping se efectúa comprando un elevado número de acciones que se venden para obtener una ganancia en un movimiento de precios muy pequeño. Un operador de este estilo toma posiciones de varios miles de acciones y espera un pequeño movimiento, que suele medirse en céntimos. Este tipo de estrategia requiere acciones muy líquidas (que permitan entrar y salir fácilmente de 3.000 a 10.000 acciones).

El tercer tipo de scalping se puede considerar más cercano a los métodos de trading tradicionales. Un operador entra una cantidad específica de acciones en cualquier setup o señal de su sistema y cierra la posición tan pronto como se genera la primera señal de salida cerca de la proporción riesgo/recompensa 1:1.

CONCLUSIONES PRINCIPALES DE CÓMO HACER SCALPING

  • El scalping es un estilo de negociación que se especializa en sacar provecho de los pequeños cambios de precios y obtener un beneficio rápido de la reventa.
  • El scalping requiere que el trader tenga una estrategia de salida estricta, ya que una gran pérdida podría eliminar los beneficios obtenidos en las anteriores operaciones.
  • Para que esta estrategia tenga éxito, es necesario contar con las herramientas adecuadas, como un feed en vivo, un bróker de acceso directo y la capacidad de realizar tantas operaciones como sean necesarias para alcanzar el objetivo de beneficio esperado.
  • Un scalper con éxito tendrá una proporción mucho mayor de operaciones ganadoras que de perdedoras, manteniendo los beneficios por encima de las pérdidas.
  • Un scalper puro hará un número muy elevado de operaciones diariamente.

Leave a comment