Polonia pide ayuda a la OTAN ante la tensión en su frontera

9c3757fd fecb 420f 88ba 357a2706806d w1023 r1 s

VARSOVIA, POLONIA –
Polonia, Lituania y Letonia están estudiando la posibilidad de solicitar a la OTAN la celebración de conversaciones de emergencia en su lucha por gestionar un tenso enfrentamiento migratorio en sus fronteras con Bielorrusia, según declaró el domingo el primer ministro polaco.

El Primer Ministro Mateusz Morawiecki dijo que él y sus dos homólogos bálticos están discutiendo si pedir tales conversaciones bajo el tratado de la OTAN, que permite a cualquier aliado solicitar consultas si siente que su integridad territorial, independencia política o seguridad está amenazada.

Sin embargo, es un paso que sólo se ha solicitado unas pocas veces en la historia de la alianza occidental.

El régimen autoritario bielorruso de Minsk lleva meses orquestando un flujo de inmigrantes a través de su frontera hacia los tres países de la Unión Europea, que forman el flanco oriental de la UE de 27 países y de la OTAN. En respuesta, los tres han reforzado sus fronteras.

En una entrevista con la agencia estatal de noticias PAP, Morawiecki prometió que la frontera de Polonia con Bielorrusia «será una barrera efectiva y definitiva» ante las acciones del presidente bielorruso Alexander Lukashenko.

«No hay duda de que las cosas han ido demasiado lejos»

Morawiecki

Muchos migrantes están ahora atrapados en campamentos improvisados en un clima gélido, ya que Polonia ha reforzado su frontera con 15.000 soldados, además de guardias fronterizos y policías. La mayoría huye de los conflictos, la pobreza o la desesperanza en Siria e Irak y espera llegar a Alemania o a cualquier otro lugar de Europa occidental.

La situación se volvió más dramática la semana pasada cuando un gran grupo de migrantes apareció al otro lado de la frontera desde la ciudad polaca de Kuźnica. El domingo llegaron más, y el Ministerio del Interior polaco publicó un vídeo en el que se veía a la policía advirtiendo a la gente: «Si no seguís las órdenes, se puede usar la fuerza contra vosotros».

En Bagdad, el gobierno iraquí instó a sus ciudadanos varados en los límites de la UE a regresar a casa voluntariamente en los vuelos de Iraqi Airways que el gobierno está proporcionando.

Ahmed al-Sahhaf, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irak, dijo el domingo a The Associated Press que «grandes grupos de emigrantes iraquíes están expuestos a situaciones humanitarias difíciles». Dijo que el ministerio también ha suspendido el permiso de trabajo del cónsul honorario de Bielorrusia en Bagdad para detener la emisión de visados de entrada a Bielorrusia.

«Las redes de contrabando y tráfico de personas están trabajando de forma inhumana e imponiendo riesgos a un gran número de viajeros iraquíes», dijo.

La UE acusa a Lukashenko de animar a los emigrantes de Oriente Medio a traspasar las fronteras en represalia por las sanciones impuestas a su régimen represivo. Bielorrusia niega las acusaciones.

El responsable de Asuntos Exteriores de la UE, Josep Borrell, dijo que habló el domingo con el ministro de Asuntos Exteriores bielorruso, Vladimir Makei, «para plantear la precaria situación humanitaria en la frontera».

«La situación actual es inaceptable y debe cesar. Las personas no deben ser utilizadas como armas», escribió Borrell en Twitter.

El Ministerio de Asuntos Exteriores bielorruso dijo que Makei informó a Borrell de las medidas que estaba tomando Bielorrusia «para reducir el flujo de migrantes procedentes de Asia, África y Oriente Medio» y para proporcionarles asistencia humanitaria.

«Se confirmó el interés por la pronta resolución de la crisis migratoria», dijo el ministerio, al tiempo que subrayó la «inutilidad» de las sanciones en la relación Bielorrusia-UE.

Las autoridades polacas informaron el domingo de que los migrantes que intentaron cruzar desde Bielorrusia la víspera atacaron con piedras a los policías polacos, golpeando a uno de ellos en el casco. El sábado, Polonia dijo que las fuerzas bielorrusas estaban utilizando un vehículo para intentar desmantelar una valla fronteriza y estaban utilizando láseres para cegar a las fuerzas polacas.

Los incidentes denunciados son casi imposibles de verificar. Los periodistas independientes se enfrentan a límites en Bielorrusia y el estado de emergencia en la zona fronteriza de Polonia impide a los medios de comunicación entrar en la zona.

La agencia de la Guardia de Fronteras de Polonia ha declarado que ha registrado más de 33.000 intentos ilegales de cruzar la frontera desde Bielorrusia en lo que va de año, frente a los 120 del año pasado. Las fuerzas polacas suelen hacer retroceder a las personas que cruzan la frontera. Sin embargo, las autoridades alemanas afirman haber registrado más de 9.000 inmigrantes que han llegado a través de Bielorrusia.

La policía polaca también ha detenido a presuntos traficantes de personas.

El Ministerio del Interior polaco está tratando de disipar los rumores entre los migrantes de que Polonia ha aceptado dejarlos ir en autobús a Alemania. El gobierno está enviando alertas en inglés a los teléfonos de la zona fronteriza diciendo: «¡Es una total mentira y un sinsentido! Polonia seguirá protegiendo su frontera con Bielorrusia».

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are makes.