Juan Carlos Quintana Nuñez, el joven fallecido a primera hora de la tarde de este miércoles en la localidad de Haza (Burgos), víctima de un atropello, siguió en el deporte la estela de su padre. A sus 33 años, el burgalés era uno de los mejores en su modalidad, corredor de carreras de trineos tirados por perros.

De hecho, en su palmarés destacan los tres trofeos que alzó al declarase hasta en tres ocasiones campeón nacional. El mundo del deporte español llora hoy su muerte. El medallista fue embestido por un camión en el kilómetro 180 de la carretera nacional 12.

Un atropello fatal

Según ha trascendido, los servicios de Emergencia trasladados hasta el lugar no pudieron hacer nada para salvarle la vida. Falleció a causa de la brutalidad del impacto, mientras era atendido por los equipos médicos de una UVI móvil.  

La Guardia Civil investiga los hechos, aunque fuentes del instituto armado señalan que el camionero no pudo hacer nada para evitar atropellar al joven. En este sentido, descartan cualquier tipo de responsabilidad hacia el conductor y remarcan que el lugar en el que tuvo lugar el accidente se trata de un punto conflictivo en la vía donde se han producido varios siniestros.

Conmoción en Aranda del Duero 

Juan Carlos Quintana Núñez se inició en el mundo del mushing muy joven y rápidamente destacó en competiciones importantes. Además de sus tres trofeos nacionales, hay que mencionar su gran actuación en el Alpen Trail donde consiguió el triunfo en el año 2009, o sus espectaculares travesías en Pirena. Su óbito ha conmocionado a Aranda del Duelo (Castilla y León), la localidad de la cual era oriundo.

En las últimas horas, las muestras de recuerdo al joven y de apoyo a la familia no han dejado de sucederse. El Club Balonmano Villa de Aranda y el Arandina Club de Fútbol se han despedido de él por medio de las redes sociales, poniendo en valor todos los logros que consiguió y recordando su pasión por el deporte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.