La oscura historia de Maradona y su relación con una menor de edad en Cuba

Argentina recibe con conmoción el relato de Mavys Álvarez, una mujer que ahora rompe su silencio asegurando que el futbolista la llevó por el camino de la droga cuando solo tenía 16 años.

Hace veinte años, Fidel Castro se llevó a Maradona a Cuba para intentar librarlo de las garras de la cocaína. Allí, el futbolista mantuvo una relación íntima con una menor de edad, que terminó convirtiéndose en adicta a las drogas y sometiéndose a una operación de aumento de pecho. La historia, que es la versión de aquella joven, Mavys Álvarez, la ha relatado ella misma en el programa AméricaTeVe, del canal 41 de Miami.

«La vida con Maradona era muy loca: fiestas, discotecas. Me llevaba a comer… Nunca imaginé que, después, me metería en las drogas de las que me costó tanto trabajo salir», contaba Álvarez, que asegura que tenía 16 años cuando captó la atención de Maradona, que murió el 25 de noviembre de 2021 a los 60 años.

Maradona llegó a La Habana en febrero del 2000 y viviría allí durante cinco años. Un mes antes, había estado a un paso de la muerte en el balneario uruguayo de Punta del Este, donde fue ingresado por una sobredosisCastro, con el que Maradona tenía una gran relación, lo convenció de instalarse en La Pradera, una clínica de primera línea ubicada a media hora de la capital cubana.

Mavys Álvarez está recuperando el recuerdo de aquellos días y, aunque se sabía que Maradona no había llevado precisamente una vida espartana allí -hay varios hijos pendientes de ser reconocidos-, las revelaciones de los últimos días impactan. Hasta la fecha, Adonay Frutos, de 19 años, era la única relación de Maradona en Cuba que se conocía.

En la entrevista, Álvarez contaba que conoció a Maradona el viernes uno de septiembre del año 2000. Un empleado del hotel en el que se alojaba el entonces jugador la interceptó mientras paseaba por La Habana. «Yo iba caminando y un señor me dijo que si quería conocer a Maradona. Estuvieron más de una hora convenciéndome de que era importante ayudar a Diego, que era una figura mundial, amigo de Cuba y que estaba deprimido. Finalmente acepté», relataba. «Unos minutos después me recibió Maradona. Conversó mucho conmigo y me dio confianza. Me cayó bien, nunca se propasó. Me invitó junto a mi familia al día siguiente a cenar al Palacio Dupont».

Días más tarde, Maradona le propuso irse a vivir con él a su casa en La Pradera. La familia de Mavys no recibió la noticia nada bien. «Mi mamá no lo tomó nada bien. Tampoco mi papá, pero a esa edad uno suele ser muy rebelde y no tener en cuenta el criterio de los padres».

Mavys no lo sabía, pero ojalá hubiera hecho caso a sus padres, ya que la relación con Maradona fue tomando otro cariz y la llevó a vivir los peores momentos de su vida. «Diego me llevó a la droga cuando tenía 16 años. En varias ocasiones me insistía (…) fue después de que llevásemos unos seis meses de relación. Él se sentía solo y probé la cocaína por complacerlo. Ese fue el error más grande de mi vida», admitió.

A partir de ese momento, su relación con la cocaína fue a más, hasta que terminó por engancharse. «Yo lo intentaba, pero no podía salir. Era una espiral. Cuando salía de la droga me refugiaba en el alcohol. Fue bastante difícil», relataba Álvarez, que incluso tuvo que ser ingresada unas horas en un centro médico de La Habana, el Cemiq, el mismo donde fueron atendidos Castro, Hugo Chávez y Florencia Kirchner, hija de la vicepresidenta argentina Cristina Kirchner.

Además, ante la insistencia de Maradona, Mavys terminó operándose el pecho para tener una talla más grande. «Me dijo que me vería mucho mejor con los senos más agrandados. Quería que me operaran en Cuba, en la casa en la que estábamos. Le dije que no, que no me iba a operar en casa, porque tenía miedo de que la cirugía saliera mal o hubiera algún peligro de infección o algo. Entonces él decidió hacérmelo en Argentina».

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Domboro
Logo
Enable registration in settings - general
Comparar artículos
  • Total (0)
Comparar
0