Denuncian a un hombre por preguntar a pescadera si tiene «la almeja fresca»

En un pueblo de Zaragoza, en la pescadería del barrio, Jose Antonio de 52 años y prejubilado, ha ido como cada miércoles a hacer la compra de la semana pero hoy se ha llevado una sorpresa demás a su casa.

Cuando estuvo en la frutería y en la carnicería todo ha ido como siempre, unas cuantas patatas, unos cuantos pomelos para el desayuno de su mujer y algunas acelgas para el potaje. También ha llenado la bolsa de pechugas y algunas carrilleras para el fin de semana que tiene comida familiar.

La sorpresa de Jose Antonio

La sorpresa ha llegado cuando en la pescadería, después de haber comprado doradas y lubina, preguntó a la pescadera si tenía «la almeja fresca» mientras se reía porque había leído un mensaje de WhatsApp de sus amigos que contaban algo gracioso, lo que provocó un enorme descontento en la pescadera.

La mujer de 32 años dice que está harta que le hagan juegos de palabras con los mejillones, las chirlas y las almejas, que «son muy pesados» y le resulta «muy machista» por lo que ha ido a interponer una denuncia formal al cliente.

Jose Antonio ha enseñado el mensaje y ha concretado la hora en que preguntó a la pescadera por la almeja fresca y concuerdan a la perfección, pero ahora tendrá que ir a juicio si quiere demostrar su inocencia o pagar un multa de 150€, las almejas más caras de la historia para un Jose Antonio que lleva más de 2 generaciones de pescaderos comprando en el mismo establecimiento.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are makes.