Ayuso presenta su rebaja histórica del IRPF: así afectará al bolsillo de los madrileños

15589530996849

Bien Ayuso, bien.

Luz verde a la mayor rebaja del IRPF de la historia de la Comunidad de MadridIsabel Díaz Ayuso ha aprobado este miércoles su medida fiscal estrella, que reducirá 0,5 puntos el impuesto sobre la renta en todos sus tramos a todos los madrileños.

Además, el Ejecutivo regional también ha aprobado la supresión de todos los impuestos propios, convirtiendo a Madrid en la única región de España en fulminar este tipo de tributos tan ineficientes.

El Ejecutivo autonómico enviará a la Asamblea de Madrid estos dos proyectos de ley para la aprobación y su entrada en vigor el 1 de enero de 2022 (aunque los madrileños lo notarán en sus bolsillos en 2023 con la declaración de la renta de 2022). La Comunidad de Madrid ha calculado que 3,3 millones de contribuyentes madrileños podrán beneficiarse de la rebaja del IRPF y estima un ahorro fiscal de más de 300 millones, que tendrá mayor impacto en las rentas bajas, con un 5,5%. Para las rentas altas, el ahorro calculado se sitúa en un 2,4%.

De esta manera, los trabajadores de la Comunidad de Madrid tendrán el menor gravamen de España para las rentas más bajas (un tipo del 8,5%) y también para las rentas más altas (un tipo del 20,5%).

Cómo quedará la rebaja: ejemplos

Para un contribuyente soltero, sin hijos y menor de 65 años, con una renta bruta de 20.000 euros, supondrá un ahorro del 5%. Si su retribución bruta es de 32.000 euros, tendrá un impacto del 4,35%, y si fuese de 60.000 euros, del 3,42%.

Poniendo como ejemplo concreto a un madrileño con dos hijos con una renta bruta de 35.000 euros, ese contribuyente se ahorrará 113,39 euros en la declaración de la renta de 2022. Además, en comparación a lo que tributaba en 2010 esa misma persona llevará ahorrados 327,75 euros, un 11,17% más.

Otros ejemplos de cómo la reducción beneficia en mayor cuantía a las rentas más bajas: mientras que un madrileño con dos hijos y una renta bruta de 23.491,72 euros anuales se ahorra 59,5 euros, un 4,63%, un madrileño con dos hijos y una renta bruta de 205.101,42 euros anuales se ahorra 959 euros, un 2,56%.

Respecto al resto de regiones, ese mismo ciudadano ahorraría 377,43 respecto al IRPF que paga actualmente un catalán. Más voraz es la Hacienda balear, que cobra a sus ciudadanos con ese nivel de renta 423,24 euros más que la madrileña, mientras que en Asturias ese mismo contribuyente tendría que pagar 290,43 euros más que un madrileño y en Valencia, 277,18 euros.

Tributos propios

El Consejo de Gobierno también ha acordado eliminar todos los tributos propios de la Comunidad de Madrid «con el objetivo de generar un entorno de confianza para las empresas» y se comprometen a no aprobar ningún impuesto nuevo.

La supresión de los impuestos propios afecta al impuesto sobre la instalación de máquinas recreativas en establecimientos de hostelería autorizados, al de Depósito de Residuos y al recargo sobre el de Actividades Económicas (IAE), que actualmente es del 0%.

Una estrategia de impuestos bajos

Según los cálculos de la Comunidad de Madrid, la estrategia de impuestos bajos que lleva enarbolando desde el año 2004 ha supuesto un ahorro a los madrileños de 52.819 millones de euros, lo que supone una media de 16.500 euros por ciudadano. Además, con Madrid, la curva de Laffer vuelve a demostrar que las bajadas de impuestos pueden suponer un aumento de la recaudación fiscal y viceversa. Y es que, la región de Ayuso es la que más recauda de España por el tramo autonómico del IRPF, además de que los últimos datos de recaudación del impuesto supusieron un récord histórico.

A continuación, todas las rebajas al Impuesto sobre la Renta que ha ido aplicando el PP en la región en los últimos años. La de Ayuso (impulsada por el consejero de Economía y Hacienda, Javier Fernández Lasquetty) es la mayor:

  • 2007: rebaja de un punto repartido en los cuatro tramos de la tarifa, de manera regresiva: 0,4 puntos en el primer tramo, 0,3 en el segundo, 0,2 en el tercero y 0,1 en el cuarto.
  • 2014: rebaja de 1,6 puntos repartido en los cuatro tramos de la tarifa, a razón de 0,4 puntos en cada tramo.
  • 2015: se añade un primer tramo a la tarifa con un tipo marginal más bajo.
  • 2018: rebaja del tipo marginal mínimo en 0,5 puntos hasta el 9%.

Además, en 2009 se aplican deducciones por gastos educativos (que se incrementan sustancialmente desde 2011), por familias con dos o más descendientes e ingresos reducidos (aplicable desde 2010) y vinculadas con la creación de empleo (todas ellas aplicables desde 2010).

En 2018, se incrementaron varias deducciones por nacimiento o adopción, por acogimiento de mayores de 65 años y/o personas con discapacidad, por arrendamiento de vivienda habitual, por gastos educativos y por inversión en entidades. Asimismo, se establecieron dos nuevas deducciones: por donativos a fundaciones y clubes deportivos y por cuidado de hijos menores de 3 años (empleados de hogar).

Ayuso también ha aprobado nuevas deducciones fiscales en el Impuesto de la Renta, que favorecen a los jóvenes que quieran emanciparse (deducción sobre el pago de la hipoteca); a las familias y a las mayores (deducciones sobre el cuidado de personas mayores y dependientes en el seno familiar) y estudiantes (deducciones sobre el total de intereses de los préstamos concedidos para cursar estudios superiores y másteres).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are makes.